domingo, junio 16, 2013

Pirate Cinema

Lento pero seguro, sigo avanzando por la lista de libros que venían incluidos en el Humble eBook Bundle. El último incluido en la lista es la novela de Cory Doctorow "Pirate Cinema".

Se nota que es futurista porque las letras están escrita en un ángulo raro... uooo... futuroooo...

Antes de comentar algo de la novela, algo sobre el autor. Por supuesto, la mayoría de esto está sacado de la Wikipedia en inglés, así que podéis leer su entrada entera si estáis más interesados. Cory Doctorow es un periodista canadiense-británico y escritor de novelas de ciencia ficción. La mayor parte de su obra está encuadrada dentro de la temática de los derechos de copyright sobre bienes digitales. De hecho, Doctorow es un firme defensor de las licencias Creative Commons, y varias de sus novelas e historias cortas pueden ser descargadas bajo esta licencia en su propia página web. Además, muchas de ellas han sido premiadas o al menos nominadas a premios como los Nebula, Hugo o  Sunburst.

Con esa pasión por Creative Commons y viendo que la tecnología y los derechos de autor son su pasión personal, ya podéis imaginar de que va una novela con el título "Pirate Cinema". La novela nos cuenta la historia de Trent, un joven inglés de un pequeño pueblo en un futuro no muy lejano. La pasión de Trent es hacer películas en las que interviene un antiguo y popular actor de la época del cine en blanco y negro. ¿Cómo hace esto? Descargando las películas originales y editando nuevos clips a partir de los antiguos. 

El papá. Por una vez voy a intentar hacer bien esto... (Jonathan Worth http://jonathanworth.com)

Por supuesto, y como toda buena novela ambientada en el futuro de la pérfida Albión, vive en una distopía. Una distopía en la que las grandes corporaciones mediáticas, mención especial a Warner Bros., hacen y deshacen leyes a su antojo para proteger sus bienes "culturales". Así, no tardan en cortar a la familia de Trent su acceso a internet, lo que en el futuro es como una castración ya que sus padres no pueden trabajar, ni acceder a servicios médicos y su hermana no puede seguir accediendo a la información que le permite ser de las primeras de su clase. Habiendo dejado a su familia en la más completa miseria, Trent no puede con la culpa y decide huir de casa camino a Londres, donde vive como un vagabundo.

Con ese principio, el libro ilustra las consecuencias para la ciudadanía de un sistema político al servicio de grandes intereses comerciales que consideran a los usuarios poco más que ladrones en potencia. Además, aprovecha para ilustrar una nueva forma de creación, o generación de contenidos, basada en utilizar antiguos contenidos de nuevas formas. En realidad eso no es tan diferente de lo que se ha hecho toda la vida en otros medios, pero en el mundo del cine es más problemático ya que la creación de nuevos contenidos requiere de equipo y personal o, como se ilustra en la novela, de la edición de grabaciones hechas por otros. 

¡Hay que salvaguardar la cultura londinense! ¿Yay?

Como novela tengo que decir que es bastante amena y entretenida. Además, ilustra muy bien sus argumentos sobre por qué el actual sistema de copyright, o su control por parte de grandes corporaciones, es nefasto hasta llegar a niveles en los que está más penado descargarse un vídeo de hace 80 años que robar  millones del erario público. Incluso hasta el punto de monitorizar todo lo que los ciudadanos hacen con sus ordenadores. Ninguna de las dos cosas anda muy alejada de la realidad actual.

Tengo algunos problemas con algún que otro aspecto tecnológico de los mencionados en el libro y con la fiesta continua que es la vida de Trent de mendigo, algo que sólo puedo imaginar como increíblemente traumático. Pero por lo demás, creo que merece la pena echarle un ojo, siendo además un libro de fácil lectura. 

Añado, para que quede claro, que comparto algunas de las ideas sobre el sistema de copyright actual del autor. He intentado ser objetivo a la hora de valorar el libro a pesar de ello, pero cabe la posibilidad de estar algo inclinado a su favor por el punto de vista que defiende. Esto en inglés iría con un letrero gigante de "DISCLAIMER".

TLDR: Leedlo, se lee rápido y es interesante.

1 comentario:

Rodrigo García Carmona dijo...

No me he leído este libro, así que no sé si es bueno o malo, pero recomiendo los ensayos de este hombre. Además se pueden bajar gratis. CC y todo eso...